Loader
Entradas recientes
Prohibido Estacionarse
Blog Gustavo Falcon
Gustavo, Falcon, Gustavo Falcon, animo, aliento, sueños, metas, mediocridad, avanzar, pandemia, cuarentena
471
post-template-default,single,single-post,postid-471,single-format-standard,bridge-core-2.1.4,ajax_updown,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_370,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-20.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Prohibido Estacionarse

Prohibido Estacionarse

 

Ese terrible hábito de estacionarnos para no continuar más.

Esa lamentable decisión de detenernos cuando las cosas no están saliendo como queremos.

Esa tentación de cerrar nuestro ciclo de vida antes de tiempo y parar sin ninguna esperanza.

No, no hablo en esta ocasión de conquistar metas, hablo de la simple acción de seguir, hablo de la naturalidad de poner un pie adelante del otro y continuar en movimiento sin importar la intensidad con la que lo hagamos. Aquí lo importante es no parar, ni apagar el foco de posibilidades antes de tiempo.

Es sencillo, solo hablo de avanzar y de estar en movimiento, para que un día podamos tener ese último suspiro con dignidad porque jamás nos dimos por vencidos. Que al final de nuestros días nuestra recompensa sea que nadie pueda decir que no lo intentamos.

Detenernos porque el mundo se detiene es uno de los errores más grandes que podemos cometer.

El caos a tu alrededor te pide que no continúes, que pares, que renuncies, te dice que ya nada tiene sentido y que lo dejes de intentar, tu respuesta a estas propuestas de parar, tienen que ser un tajante “NO” y continuar.

Debo continuar, debo continuar, debo continuar… esto nos lo tenemos que repetir una y otra vez.

En esta temporada el mundo está en pausa, pero nosotros no, el mundo está detenido, pero nuestra creatividad no, nuestro cuerpo está encerrado, pero nuestra imaginación no, el mundo paró, pero nuestro corazón sigue latiendo y nuestra pasión por hacer las cosas que nos sacarán adelante, sigue en un agresivo movimiento.

¡Por eso tienes “prohibido estacionarte”!

Para mi estacionarme fue lo que más me costó aprender cuando mi papá me enseño a manejar, llegar a mi destino donde tenía que estacionarme, era como llegar a enfrentarme con Voldemort pero sin la varita de Harry Potter, me daba terror, no podía hacerlo y menos en un espacio reducido, como que no estaba en mi naturaleza hacerlo, o en mi inteligencia “ups”.

Para ser más honesto, lo cierto es que hasta hoy, estacionarme en las adversidades de la vida me sigue dando terror, me cuesta trabajo resignarme a que mi vida termine donde no debió terminar y todo por haberme estacionado donde no debía, por haberme detenido donde no tenía que hacerlo.

Siempre he creído que la vida tiene que ver con movimiento, con un constante caminar, con despertar la habilidad de crear, con esa épica aventura de visionar y con un estratégico avanzar todos los días, y cuando digo estratégico es porque debo reconocer que hay momentos donde el camino es confuso, la neblina de esa temporada difícil nos hace perder el rumbo, la brújula vieja y oxidada se descompone y queda fuera de toda posibilidad de indicarnos por donde ir.

Pero en medio de un camino confuso y tétrico, decido seguir, opto por no detenerme.

Albert Einstein dijo: «La vida es como andar en bicicleta, para mantener el equilibrio, hay que mantenerse en movimiento».

Yo decido andar en bicicleta, yo decido mantener el equilibrio, yo decido estar en movimiento.

Muchas veces en mi caminar por este bello pasadizo llamado vida, la tentación de parar ha venido a mi docenas de veces, esa tentación me quiere seducir a dejar las cosas a medias y no concluirlas para después irme a estacionar al rincón de la mediocridad, esa acosadora idea  ha tocado a mi puerta más de una vez, y es ahí donde me paro al espejo, veo mi bello rostro, mmm esta bien, solo veo mi rostro, y me digo lo siguiente: ¡prohibido estacionarte!

Cuando la mediocridad toque a tu puerta, dile que no estás, que andas en busca de algo nuevo por hacer, algo nuevo por emprender, algo diferente por intentar.

Cuando la mediocridad toque a tu puerta, dile que no estás, que andas en busca de algo nuevo por hacer, algo nuevo por emprender, algo diferente por intentar. Clic para tuitear

Tal vez sientas que soy un poco brusco al usar la palabra mediocre, te imagino leyendo esto con una taza de café en la mano, le das un sorbo a ese café delicioso y de pronto te preguntas: ¿para eso entre a leer este blog, para que me digan mediocre?

Tranquilo, vamos juntos a ver lo que quiero decirte realmente, anda, dale un trago a tu café y relájate. Veamos el significado de esta palabra y al igual que yo dirás: “uff me he sentido así más de una vez”

La palabra mediocre tiene su origen en el latín. Viene de mediocris, cuyo significado es mediano, media, débil. Este vocablo está formado por el adjetivo medius, (que es estar a mitad de), y la antigua palabra ocris que significa montaña. Entonces el concepto original de este vocablo es: «Lo que está a la mitad de la montaña».

Te das cuenta de que la palabra mediocre no es una ofensa, es un reto, eso es lo que es, un reto a no quedarnos a la mitad del camino.

No podemos vivir a medias, débiles y estacionados en la mitad de esa montaña que tenemos por recorrer. Siempre he dicho que todos nacemos con una montaña personal que disfrutar en esta tierra y cada día que pasa, se nos da la oportunidad de escalarla poco a poco para poder llegar a la cima y poder gritarle al mundo: lo he logrado, no se si gané, lo que, si sé, es que llegué, no se si fui el mejor, pero si sé, que jamás me detuve.

Necesitamos dejar de ser personas que se quedan a la mitad de la montaña para convertirnos en personas que están en constante movimiento para lograr llegar a la cima de esa montaña. Habrá tantos estacionamientos que te inviten a parar y a quedarte ahí por un largo tiempo. Mucho cuidado, pues algunos te invitaran a quedarte ahí estacionado para siempre y así te convertirás en un mediocre.

Nunca se nos olvide que somos personas que tenemos permiso de Dios para escalar esa montaña, y no solo tenemos su permiso, también tenemos su protección.

Es admirable leer en la Biblia las palabras de Pablo, quien a pesar de todas las cosas logradas y de su edad avanzada podía decir:

«Sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús». —Filipenses 3:14

Nunca te quedes a la mitad de la montaña, mejor ¡mueve montañas!

Mejor digamos como este recio personaje: ¡sigo avanzando!

Este mismo caballero inquieto dijo:

«Una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante…». —Filipenses 3:13

Algo que jamás nos dejará estacionarnos, es tener nuestra mirada siempre hacia el frente.

No desperdicies tu vida quedándote estacionado en un mismo lugar, muévete, camina, avanza, alcanza sueños y aprovecha cada segundo, cada minuto y cada hora para intentar nuevas cosas, atrévete a terminar lo que comenzaste, aunque sea por primera vez en tu vida.

En esta temporada nada agradable en la que históricamente nos está tocando vivir, me levanto cada mañana y me digo al espejo: “el mundo esta en pausa, tu no, así que tienes prohibido estacionarte”

Por cierto, hasta el día de hoy cuando estaciono mi automóvil, sigo dejando algunos recuerdos a los otros autos, dos que tres rayoncitos, pero son con mucho respeto y amor ¡ups!.

 

Con cariño,

Gustavo Falcón

¡Nos leemos pronto!

 


 

Mis blogs son inéditos y nuevos cada vez.

…Pero si te quedaste con ganas de leer mas, adquiere mi libro «Rebeldes en agonía» ahora de manera digital y descárgalo en tus dispositivos móviles.

COMPRAR LIBRO

 

 

17 Comments
  • Luis Molina
    Posted at 22:04h, 21 abril Responder

    Definitivamente tienes mucha razón. Teníamos que hacer un alto en las vidas y esto nos está preparando para una nueva temporada con nuevos retos pero que seguro vamos a seguir para conquistarlos. Es tiempo de innovar y de crear y así también de descubrir nuevas habilidades y talentos. Es una grandiosa reflexión, muy acertado y te felicito ah y que mejor disfrutar la lectura con una buena taza con café! ☕️

    • Ana Laura Neri Chavira
      Posted at 04:42h, 22 abril Responder

      Me encanta la manera en como haces que vea esta temporada de otra manera y que persiga mis sueños, que no sólo se queden como ideas, sino que las realice.

  • Maximiliano
    Posted at 23:06h, 21 abril Responder

    Bienisimo, me encantan tus charlas y enseñanzas, te sigo por youtube y ahora por aca 😀Saludos desde argentina

    Vamos america y boca juniors 😂💪

  • Francisco Fernandez
    Posted at 23:47h, 21 abril Responder

    Gracias pastor falcón, este título fue con el que conocí de usted en una prédica anterior y la verdad que si están muy chéveres,

    Saludos

  • Belsen
    Posted at 00:53h, 22 abril Responder

    Me encantó lo que escribiste porque creo soy así de inquieta, solo que también el exceso de activación trae frenos por parte de Dios, quizás habló por mi y lo que Dios me ha mostrado en este tiempo es que tuvo que frenarme para poder tener más tiempo con Él en su presencia, toma tiempo escuchar su dirección y enfocarnos en lo que él quiere y no en lo que yo creo o los demás exigen de mi.
    Pero buenísimo el post, pausada pero en movimiento…

  • Jairo Eduardo Moran
    Posted at 04:52h, 22 abril Responder

    Me gusta, me gusta esa energía que contagia la frase “estar en movimiento”.

    La intención que en muchos momentos tenemos en la vida es simple al asemejar que está prohibido estacionarse, más sin embargo si estamos estacionados es mejor el reto para continuar al buscar estar en movimiento.

    Gran enseñanza de la palabra mediocre y utilizarla como arma para tu mensaje.

    Saludos y bendiciones. Gustavo.

  • Yolanda
    Posted at 13:22h, 22 abril Responder

    Que padre tu manera de dar el mensaje de seguir adelante , algunas personas nos cuesta seguir al sentirte solo y quieres dejar botado todo a la mitad .
    Pero cuanta razón en no ser mediocre y una buena patada para seguir adelante .
    Mientras tengamos vida no podemos parar

  • Tony Tier
    Posted at 03:13h, 23 abril Responder

    Muy buen Blog Felicidades!!! Nunca nos detendremos!!

  • Itzy
    Posted at 03:50h, 23 abril Responder

    De repente me entran esas ganas inmensas de sentirme mediocre porque siento que no avanzo, pero cada que descubro que Dios sigue en mi camino y que confío en su voluntad se me quitan 🙌🏻

    Enorme aprendizaje de un enorme que ha movido muchas montañas, gracias pastor 👏🏼

  • César García
    Posted at 04:02h, 23 abril Responder

    Siempre mirando hacia al frente !

  • Aristides
    Posted at 12:55h, 23 abril Responder

    Muy buen dia Pastor Gustavo Falcon. Gracias por estas hermosas palabras, digo son mas que palabras. Me gusto mucho la motivacion que transmite este nuevo blog. Gracias.
    Saludos desde Solola, Guatemala.

  • Ana Laura Ramos Vazquez
    Posted at 21:19h, 27 abril Responder

    Me encantooooo, aveces hay situaciones que nos impiden seguir y estacionarnos como una enfermedad, pero aun asi debemos pensar que cuan
    do eso pase tomaremos el volante para dirijirnos a esa meta que mientras nos estacionabamos ya teniamos por cumplir.
    ¡Saludos y bendiciones!🙏👍🙌

    • Claudia López
      Posted at 05:32h, 28 abril Responder

      Dios lo bendiga
      Pastor Gustavo Falcón gracias por compartir
      De la palabra de Dios a través de su testimonio y aventuras
      Ánimo no hay que detenernos por qué nos quedamos sin la bendición de Dios por qué lo mejor está por venir Amen

  • Neftalí V H
    Posted at 04:01h, 06 mayo Responder

    Muy interesante publicación, me gusta mucho la manera de describir el caminar, sobre todo no quedarnos en la misma condición

  • Evelia Lopez
    Posted at 02:27h, 14 mayo Responder

    Gracias por alentarme a seguir adelante, a no estacionarme. Saludos desde Agua Prieta, Sonora.

  • Angélica Olvera
    Posted at 06:08h, 26 mayo Responder

    Gracias pastor.

  • Erlin López
    Posted at 21:13h, 27 mayo Responder

    ¡Me gusto!
    Gracias por recordarme que debo seguir avanzando en este maravilloso camino.

Post A Comment